La tecnología, una de las claves para que el tambo crezca a pesar de las crisis

La lechería argentina está desde hace años buscando un rumbo que aporte a la productividad y a la mejora en la rentabilidad del negocio. Sin embargo, las idas y vueltas del tipo de cambio, las crisis económicas y la falta de transparencia, atentan contra cualquier mejora.


amanecer rural
La tecnología, una de las claves para que el tambo crezca a pesar de las crisis


En Australia, la producción lechera es bastante similar a la local. Allí, la inclusión de tecnologías mejoró el negocio lechero y aportó importantes cambios en los niveles de productividad. En exclusiva para Revista Chacra, Sabrina Lomax detalla qué cambios tecnológicos podrían ayudar a sacar del estancamiento al tambo argentino, con inversiones que no se alejan de las posibilidades del productor.

Lomax es miembro del Instituto de Agricultura de Sydney y egresada de la Universidad de Sydney. Se unió ahora al Dairy Science Group, como una investigadora que se centra en el proyecto de I+D rural para mejorar la rentabilidad y productividad de la ganadería mediante la tecnología de cría virtual, evaluando la aplicación de la tecnología de cercado virtual, cuantificando y ampliando sus beneficios en las principales industrias lecheras de Australia.

Lomax explica que la I+D o Identificación Electrónica es una de las tecnologías básicas para poder registrar la información individual de cada animal, y también menciona la importancia del sistema de captura de datos dentro del tambo, que puede recolectar información de los rindes de leche contra cada animal individualmente. Este tipo de tecnologías no requieren necesariamente una inversión grande. Con algunos pocos miles de dólares, podría llevarse a la práctica.

Otra de las innovaciones que menciona es el collar de rumia, una tecnología a la que califica como "sencilla" para la detección del celo. Explica que le da mucho valor a productores en cuanto al mejoramiento de la reproducción en el establecimiento, que es muchas veces una limitante importante de los costos de producción.

 

Esto sí requiere inversiones más onerosas, aunque destaca que se hace una única vez, y luego se tiende a retener el valor y reciclar esa tecnología con los años.

 

Sobre alguna técnica que pueda revolucionar a la lechería mundial, ella remarca la importancia que tendrán los alambrados virtuales, que es algo que en Australia está entusiasmando mucho a los tamberos, porque tiene un ahorro muy importante del valor de mano de obra.

Lee también: Continúa la tendencia de crecimiento para la producción de carne argentina

 

Para Lomax, la irrupción de las nuevas generaciones en la producción de leche contribuye a la llegada de la tecnología. A partir de la adquisición de dispositivos innovadores, la industria será más atractiva para los jóvenes también, aunque lo verdaderamente importante no es quién lo realice sino con qué eficiencia lo haga. Eso es lo que hará a la industria más competitiva, junto con las decisiones de los Gobiernos, concluye la especialista.

 

 

 



Fuente: APF digital







Noticias Relacionadas