El transporte, herramienta clave para la competitividad de la carne

En el marco de la Semana de las Carnes de la 132° Exposición Rural de Palermo se analizan todos los factores que pueden mejorar la competitividad del sector de cara al futuro. Con un recorrido de las obras hechas, las que aún están en construcción y las que están previstas para el próximo año, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, explicó de qué manera su cartera puede beneficiar a la producción de carne.


amanecer rural
El transporte, herramienta clave para la competitividad de la carne


La charla estuvo centrada en cuatro ejes principales: las autopistas, las obras en puertos del país, la mejora del sistema ferroviario y los beneficios del crecimiento de las rutas y frecuencias aéreas.

 

Autopistas y bitrenes

 

Entre las obras de Vialidad Nacional, Dietrich mencionó el by pass de Luján, la Ruta 7 hasta Junín en autopista, la 34 desde el límite entre Salta y Jujuy hasta San Pedro de Jujuy, la 34 también entre Sunchales y Santa Fe, entre otras.

 

Según explicó el titular de la cartera nacional, una autopista disminuye hasta 20% los costos de la logística, por la reducción de los tiempos, el menor gasto de combustible, la baja en el desgaste de los vehículos y el descenso de los siniestros viales.

 

Un tema que calificó como "importante" es la normativa. "En Argentina desde hace décadas el máximo que puede llevar un camión es 45 toneladas", dijo y aseguró que "tras años de un Gobierno que planificó mal y no implementó los bitrenes, los pusimos en funcionamiento modificando la normativa, y aumentando así la carga hasta 75 toneladas".

 

Incorporar un tercer eje en los camiones permite ahorrar entre un 15 y un 30% de costos que se suman a la reducción por las autopistas.

Puertos y vías navegables

 

El titular del Ministerio de Transporte nacional puso énfasis en los tres grandes complejos agroexportadores del país. En el puerto de Buenos Aires se bajaron 55% los costos de exportar un contenedor, pasando de USD 522 a 236.

 

A su vez, el ministro advierte que la obra del Paseo del Bajo estará terminada para el primer semestre del año próximo y cambiará la dinámica de ingreso y egreso de camiones al puerto. En el mismo complejo, se está trabajando en un nuevo acceso ferroviario y rellenos para la nueva terminal exterior del Puerto que se licitará próximamente.

 

Por su parte, todos los accesos a los puertos de Rosario requerirán una obra por 10 mil millones de pesos. "Eso cambiará los tiempos de espera y, por ende, la productividad", asegura Dietrich, y agrega que en Bahía Blanca se modificarán todos los ingresos con una autopista que vaya directamente al Puerto.

 

Trenes

 

Para explicar cómo está el sistema ferroviario en el país, Dietrich comenzó por recordar que la carga histórica de los trenes argentinos fue en 1938, y afirmó que desde entonces, está en decadencia.

 

Según los datos del funcionario nacional, el peor año de la historia de cargas fue el 2015, y eso se refleja en las estadísticas del Belgrano Cargas, ya que la empresa estatal que en 2010 transportó 6 millones de toneladas, pasó a 2,5 millones en 2015.

 

Un dato que alarmó a los presentes es que, además, en 2010 trabajaban 3.200 empleados y cinco años más tarde pasaron a ser 4.600, transportando menos de la mitad de carga. "Todo eso lo pagamos los argentinos", indicó.

 

La expectativa para este año es transportar 5 millones de toneladas, y una más en el próximo año. "Perdimos diez años, pero pudimos revertir esa curva que se repetía en todos los sectores de la economía por las obras de infraestructura y las inversiones no hechas".

 

Aviones

 

"Argentina era un país totalmente desconectado. Venían las empresas ofreciendo invertir en el país y generar empleo, y el Gobierno kirchnerista les decía que no", comenzó, y sostuvo que la contracara es que las nuevas rutas aéreas logradas generaron una gran capacidad de bodega.

 

Dietrich reveló que, por ejemplo, el salmón chileno viaja a Buenos Aires vía camión para salir desde el aeropuerto de Ezeiza por la cantidad de frecuencias y los precios convenientes.

 

El ministro aclaró que no se trató de algo planificado por su Gobierno pero que son "externalidades positivas" que pudo usar -entre otros- el sector de la carne. En el caso de una aerolínea estadounidense, se aumentó 70% la capacidad de carga desde 2015, y sigue creciendo.

 

"En 2019 habrá nuevas rutas de Córdoba a Miami y de Buenos Aires a Los Ángeles, y eso va a triplicar la capacidad de carga respecto del 2016, que es igual que incorporar dos cargueros puros por día", aseguró.

 

Para el funcionario, se trata de un círculo virtuoso: "Si no tuviésemos la bodega de los aviones, la carga sería mucho más costosa, no tendríamos capacidad y no podríamos exportar". Por eso, advierte que una visión integral de apertura al mundo y cambios estructurales, puede generar beneficios visibles para la producción.



Fuente: Prensa Puken